Los días desde el 20 al 27 de agosto, la Basílica de Santa María, presidida por nuestro párroco, Sebastián Pedregosa, y también junto con la parroquia de San Francisco, emprendemos una peregrinación a los Santos Lugares, la tierra dónde transcurrió la vida terrena de Jesucristo. Durante el viaje visitaremos los lugares dónde transcurrieron los aspectos centrales de la vida de Cristo: Jerusalén, Belén, Nazaret, el río Jordán, el lago de Tiberíades, etc.

Os pedimos que oréis por los peregrinos, para que la peregrinación transcurra sin problemas y sea un verdadero camino de conversión para los que van a emprenderla. Los peregrinos también orarán por toda la Comunidad parroquial en todos estos santuarios de Tierra Santa, y os encomendarán a Cristo en sus oraciones.

Por últimos, oremos todos para que haya paz en la tierra de Jesús. Que todos sus habitantes encuentren cauces para poder convivir pacíficamente.