E

Celebraciones propias e indulgencias concedidas

CELEBRACIONES PROPIAS

La Basílica de Santa María la Mayor es la sede de algunas festividades propias y peculiares, que son celebradas con especial solemnidad.

El aniversario de la Dedicación de nuestra iglesia se celebra el día 30 de octubre, y nos recuerda anualmente el día en que nuestro templo fue especialmente consagrado para ser la casa de Dios y la casa de la comunidad cristiana.

El 15 de agosto celebramos la fiesta de la Titular de nuestra Basílica, la Bienaventura Virgen María en el misterio de su Asunción en cuerpo y alma al cielo.

Toda la ciudad de Linares celebra en nuestra Basílica la solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo – el Corpus Christi – con la asistencia a la solemne Eucaristía concelebrada por el clero de Linares en nuestra Basílica y a la procesión posterior con el Santísimo Sacramento por las calles de nuestra ciudad. También se celebra tradicionalmente en nuestra Basílica la solemne Novena y Misa del Patronazgo de Nuestra Señora de Linarejos, patrona de Linares, que el pueblo cristiano dedica a su patrona durante el mes de octubre.

Por último, tiene una especial relevancia en la Comunidad la celebración de los santos especialmente vinculados a ella, San Pedro Poveda, el 28 de julio, y el Beato Manuel Lozano “Lolo”, el 3 de noviembre.

INDULGENCIAS CONCEDIDAS A LA BASÍLICA

“La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos”

“La indulgencia es parcial o plenaria según libere de la pena temporal debida por los pecados en parte o totalmente”.

“Todo fiel puede lucrar para sí mismo o aplicar por los difuntos, a manera de sufragio, las indulgencias tanto parciales como plenarias” (Catecismo de la Iglesia Católica, número 1471)

Al ser elevada a la dignidad de Basílica, los fieles que, devotamente, visiten la Basílica y participen dentro de ella en algún rito sagrado o, al menos, reciten la oración del Padrenuestro y la profesión de fe -el Credo-, podrán obtener la indulgencia plenaria de los pecados bajo las condiciones habituales (cumplimiento del sacramento de la confesión, comunión eucarística y oración por las intenciones del Sumo Pontífice), los siguientes días:

  • En el Aniversario de la dedicación de la Basílica (30 de octubre).
  • En el día de la celebración litúrgica de la titular, la Asunción de la Bienaventurada Virgen María (15 de agosto).
  • En la solemnidad de los santos Apóstoles Pedro y Pablo (29 de junio).
  • En el Aniversario de la concesión del Título de Basílica (5 de abril).
  • Una vez al año en un día que será determinado por el Ordinario del lugar (el Sr. Obispo de Jaén lo ha fijado el día de la solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo – Corpus Christi).
  • Una vez al año en un día elegido libremente por cada uno de los fieles.