Los días del Triduo Pascual (que comienza el Jueves Santo por la tarde y acaba al finalizar el Domingo de Pascua de Resurrección) son los días centrales del Año litúrgico, lo más importantes del año para los cristianos. Celebramos el MISTERIO PASCUAL DE CRISTO, es decir, su Pasión, Muerte y Resurrección, por medio de los cuales nos salvó del pecado y de la muerte y nos hizo hijos de Dios. Los cristianos estamos convocados, en estos solemnes días, a participar de las celebraciones litúrgicas, en las que se hace de nuevo presente para nosotros este Misterio de Amor de Jesucristo.

Así, el Jueves Santo, a las 19:00 horas, nos reuniremos para celebrar la Misa de la Cena del Señor, cuando Cristo instituyó la Eucaristía y el Orden Sacerdotal, y nos dio el mandato del Amor fraterno.

El Viernes Santo, a las 13:00 horas, la liturgia se centra en la Pasión del Señor, que escucharemos de acuerdo con la narración según San Juan, y adoraremos la Santa Cruz.

La Pascua es la celebración más solemne del año, ninguna la supera. El Sábado a las 22:00 horas nos reuniremos para escuchar el anuncio de que Cristo ha resucitado en la gran Vigilia Pascual. La alegría festiva de la Pascua continúa el domingo de Resurrección, en las Eucaristías de las 9:00, 12:00 y 20:00 horas.

No podemos olvidar tampoco las celebraciones del Domingo de Ramos, el día 25, en las que conmemoraremos la entrada del Señor en Jerusalén, ni el Martes Santo (atención, a las 19:00 horas), cuándo recibiremos solemnemente los óleos que el Obispo y el presbiterio de Jaén bendecirán en la Misa Crismal por la mañana.

Los horarios completos podéis consultarlos pinchando aquí.