Coincidiendo con el 75 aniversario de la bendición de la imagen del Stmo. Cristo de la Expiración, que se venera en la Parroquia de San Francisco de nuestra ciudad, su hermandad titular organizó el pasado sábado 24 de febrero un Via Crucis extraordinario, que partiendo de la iglesia de San Francisco, vino hacia nuestra Basílica de Santa María.

La imagen del Señor, momentos antes de entregar Su vida por todos, fue acogida por parte de la Comunidad parroquial, presidida por nuestro párroco D. Sebastián, quien dirigió unas breves palabras a la Hermandad dándoles la bienvenida a nuestro templo y agradeciéndoles su presencia allí. El Cristo de la Expiración fue colocado ante el altar mayor de nuestra Basílica, y allí se contempló la octava estación del Via Crucis. Seguidamente, la imagen del Señor volvió a salir a la calle para regresar a su templo.