El pasado día 21 de septiembre, a las 18 horas, los Arciprestazgos de Linares, Úbeda, Baeza y Cazorla estábamos convocados en la Casa de la Iglesia de Úbeda para la presentación del Plan Diocesano de Pastoral 2017-2021. En un salón de actos repleto de asistentes, la Basílica de Santa María estuvo representada por nuestro párroco y algunos miembros del Consejo Pastoral.

El Plan Diocesano se articula como cuatro itinerarios o caminos que conforman la totalidad de la vida cristiana. Cada uno de estos itinerarios está identificado por una palabra griega: Koinonía, que significa Comunión; Kerigma, que significa Anuncio; Liturgia, que se refiere a la Celebración y Diakonía, que es el Servicio.

Aunque estos itinerarios están tan relacionados entre sí que no pueden separarse el uno del otro, sino que hay que llevarlos los cuatro a la vez, el Plan Diocesano quiere estudiar con algo más de profundidad cada uno de ellos en cada curso pastoral. Así, el curso 2017-2018 será el Año de la Comunión. El Objetivo de este año es “Fomentar la vivencia de la comunión y de la corresponsabilidad eclesiales en los diversos ámbitos de la vida diocesana, poniendo especial acento en la corresponsabilidad de los laicos – Sólo si somos uno el mundo podrá creer (ver Jn 17,21)”.

El documento completo del Plan Pastoral Diocesano y la Carta Pastoral que ha escrito el Obispo de Jaén para presentarlo están disponibles para su descarga en la web de la Diócesis de Jaén. Podéis acceder a ellos pinchando aquí y aquí.