El sábado 1 de julio tuvo lugar la final y la entrega de premiso del Campeonato de videojuegos con carácter benéfico, organizado por el grupo de jóvenes de la Basílica de Santa María, destinado al Grupo parroquial de Cáritas. Al igual que en la sección de niños y adolescentes, se escogió un conocido juego de fútbol y se estableció una liguilla entre los participantes en el campeonato.