El próximo sábado 6 de enero, la Iglesia celebra la EPIFANÍA DEL SEÑOR. Aunque en nuestro ámbito cultural hemos reducido la Epifanía a una fiesta infantil, para la Iglesia esto no es así: la Epifanía es la otra gran solemnidad de Navidad, el colofón de este tiempo litúrgico caracterizado por la alegría y el gozo. De hecho, en la jerarquía de las fiestas litúrgicas, la Epifanía está ubicada en el segundo lugar – junto con las solemnidades de la Natividad, la Ascensión y Pentecostés – y sólo por debajo de las celebraciones del Triduo Pascual.

En la Epifanía celebramos que Dios manifiesta su salvación (recordemos que Cristo es la salvación de Dios) a todos los pueblos, representados por los Magos. La filiación divina y la liberación del pecado y la muerte no quedan reservados a un pueblo concreto, sino que Cristo ha venido a salvar a toda la humanidad. Por tanto, celebraremos esta gran solemnidad en nuestra Basílica de Santa María el día 5 de enero a las 19:00 horas y el día 6 de enero a las 9:00, 12:00 y 19:00 horas.

Además, el día 5 de enero a las 11:15 horas los Reyes Magos visitarán nuestra Basílica de Santa María para venerar la imagen del Niño Jesús y encontrarse con los niños de la Comunidad Parroquial y todos aquellos que quieran asistir.